PROGRAMAS FLEXIBLES

Que se adaptan a las diferentes condiciones sociales, geográficas y económicas de nuestro país considerando las necesidades especiales de cada momento del ciclo vital.

Alimentación Escolar

Nuestros desayunos y meriendas escolares se componen de una base láctea y un acompañamiento sólido fortificado con vitaminas y minerales que satisfacen más del 40% de las necesidades de micronutrientes.
Los almuerzos escolares se componen de carnes, legumbres, hortalizas, cereales, que cubren más del 30% de las necesidades de vitaminas y minerales, y que pueden ser combinados con vegetales frescos y frutas en preparaciones variadas y nutritivas.

Aseguran el aporte de calcio, proteínas de alto valor biológico, vitaminas y minerales necesarios para satisfacer las necesidades de crecimiento y promover un mejor rendimiento escolar.

Alimentación Temprana

Nuestros cereales infantiles, postres lácteos y suplementos fortificados para embarazo y lactancia están especialmente elaborados para complementar la alimentación en la etapa comprendida entre la gestación y los primeros años de vida.

Acompaña el embarazo, la lactancia materna y promueven la incorporación oportuna de una alimentación complementaria de adecuada calidad nutricional en un periodo caracterizado por la elevada velocidad de crecimiento y altas necesidades nutricionales.

Seguridad Alimentaria Familiar

Nuestros almuerzos y cenas contribuyen a mejorar la seguridad alimentaria familiar al proveer en condiciones seguras alimentos con elevada densidad nutricional que pueden ser elaborados aun en condiciones de mínima infraestructura.
Gracias a la facilidad de su preparación, no requerir cadena de frío y su flexibilidad para la incorporación de alimentos frescos, se adaptan sin dificultad a los hábitos y costumbres de todo nuestro país.

Emergencias Sociales

Nuestro sistema de emergencias sociales posibilita el inmediato abastecimiento de comunidades en situaciones de emergencia permitiendo desplegar de una manera efectiva, segura y modular alimentos no perecederos, agua segura e infraestructura básica que aseguran la elaboración de comidas en zonas de desastre.
Permite una respuesta previsible y efectiva ante catástrofes naturales, imprevistos climáticos, cierres de caminos u otros fenómenos que impiden el abastecimiento normal de alimentos y la infraestructura necesaria para su preparación.